RECOMENDACIONES PARA UN DIVORCIO CONSTRUCTIVO

SIETE RECOMENDACIONES PARA LLEVAR A CABO UN DIVORCIO CONSTRUCTIVO

El divorcio de una pareja conlleva a consecuencias jurídicas y – al mismo tiempo – a una serie de cambios en el ámbito personal, familiar y social. A lo largo de este proceso, es fundamental cuidar el bienestar de los progenitores, pero es aún más importante velar por los intereses de los hijos menores de edad.
Los abogados de familia tenemos la importante labor de acompañar a las familias en este complicado proceso y hacer sí que la transición hacia una nueva etapa de la vida sea más llevadera.
¿Cómo lo logramos?
A continuación vamos a exponer unas simples pautas a tener en cuenta:
1.- El divorcio es algo más que un proceso legal. Como ya hemos mencionado, la ruptura de una familia conlleva – además de unas consecuencias legales – a un proceso emocional, personal y psicológico que viven, en su medida, todos los componentes de la familia. Es importante cuidar el bienestar y los intereses de todos ellos.
2.- El problema no es divorciarse, sino divorciarse mal. Es posible lograr que los hijos puedan superar la nueva situación de ruptura de sus progenitores si estos colaboran para que se lleve a cabo de la forma menos traumática.
3.- Se separan los padres, pero no los hijos. El divorcio conlleva a la desaparición del vínculo entre los adultos pero esto no debe de afectar al vínculo que cada uno de los progenitores tiene con su hijo. Es importante trasladar a los menores que a pesar de la ruptura de la familia, seguirán siendo queridos y que sus padres van a seguir ocupándose de su vida.
4.- De común acuerdo es como todos ganan. En aquellos divorcios en los que los cónyuges no conllevan llegar a un acuerdo, son más frecuentes las críticas y las tensiones. En los procedimientos de mutuo acuerdo en cambio, se fomenta el diálogo y la mediación, tratando de encontrar un punto intermedio favorable para todos.
5.- Los hijos no son propiedad exclusiva del padre o de la madre. Aunque se haya atribuido la guardia y custodia a un progenitor en concreto, ambos continúan siendo importantes en el desarrollo y en el proceso de maduración de los hijos. Tener una actitud de posesión y utilizar los menores para enfrentarse al otro cónyuge son situaciones que deben evitarse a toda costa.
6.- El divorcio no cesa a las obligaciones de los padres frente a los hijos. Así, los progenitores deben seguir contribuyendo en la medida que se establezca a las necesidades económicas de los menores, así como a cooperar en la toma de decisiones que versan la educación, el desarrollo físico, intelectual y el bienestar afectivo y emocional de sus hijos.
7.- Adaptar a los menores a una relación con una nueva pareja. Es muy frecuente que los padres – tras el divorcio – rehagan su vida sentimental y encuentren otro compañero o compañera. Es muy importante que esta introducción se haga con mucho tacto, de manera que los hijos se adapten gradualmente a esta nueva persona.
En Odesa Abogados somos especialistas en divorcio y en derecho de familia, estamos preparados para atender tu divorcio hacer sí que este sea más llevadero, sintiéndote arropado por los mejores profesionales. No dudes en ponerte en contacto con nosotros.
  957 100 871
  637 867 853 / 696 843 286
  mgoabogado@icacordoba.es / sarabatani.odesaabogados@gmail.com
  www.odesaabogados.es
#divorcio #abogadodefamilia #derechodefamilia #pautasparaunbuendivorcio #cordoba #provinciadecórdoba #bienestar #interesdelmenor #hijosmenores #mediación #abogadoexperto #abogadoespecialista #abogaciajoven

Sin comentarios

Añadir un comentario