Desheredar a un hijo

¿Se puede desheredar a un hijo?

Desheredar a un hijo no es fácil, pero el Código Civil establece unas causas legales de desheredación a las que tenemos que añadir la jurisprudencia que contribuye a matizar estos supuestos. Muchas familias, como consecuencia de un conflicto interno, preguntan si es posible dejar sin herencia a un hijo, pero será viable solamente si se cumplen las causas recogidas en la ley.

¿Qué es desheredar?

Según la RAE, se define como "excluir a una persona de una herencia". No obstante, esta definición difiere de la realidad jurídica. Nuestro ordenamiento jurídico sucesorio no reconoce libertad plena para desheredar. Es decir, aunque la palabra desheredación parece que se refiere a la privación de la herencia, en realidad, lo hace a la privación de la legítima.

¿Qué es la herencia y qué es la legítima?

Según el artículo 806 del Código Civil, en las herencias, "la legítima es aquella parte de la que el testador no puede disponer por haberla reservado la ley a determinados herederos, los llamados herederos forzosos". Es muy importante no confundir los siguientes términos:

- La herencia es el conjunto de bienes que una persona deja cuando fallece.

- La legítima es la parte de los bienes que el testador tiene que reservar para los herederos forzosos.

Causas legales de la desheredación

Estas causas son limitadas, es decir, no se puede desheredar a un legitimario por una causa diferente a las recogidas por la ley. Tenemos causas genéricas y específicas.

Entre las causas específicas para dejar fuera de la herencia a un hijo, se encuentran:

- Negar, sin motivo legítimo, los alimentos al padre o ascendiente que le deshereda.

- Haber maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra al padre o ascendiente que le deshereda.

Entonces, para quitar a un hijo su derecho a la legítima, hay que indicarlo expresamente en el testamento. Debe basarse en una de las causas legales y ha de producirse la designación nominal expresa en el testamento de hijo desheredado.

El descendiente perdería el derecho al tercio de la legítima, además de en los casos anteriores, en los siguientes supuestos:

- Conocer la muerte violenta de los padres y no denunciarla.

- Obligar a los padres a modificar un testamento con amenazas, fraude o violencia.

- Haber maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra al testador.

Además, hay una sentencia del Tribunal Supremo que ha reconocido el "maltrato psicológico" como causa para desheredar.

En España, la ley impone la obligación de dejar una parte del valor de la herencia a los "herederos forzosos", los "legítimos". No obstante, hay que señalar que desheredar a un hijo es posible, pero se tienen que cumplir una serie de requisitos indispensables para que se pueda llegar a hacer. En estos casos, vale la pena ponerse en contacto con abogados especializados en Derecho de Sucesiones.

Sin comentarios

Añadir un comentario