espiral logo odesa

ABOGADOS DIVORCIO CÓRDOBA

En Odesa somos un equipo de abogados de divorcio en Córdoba especializado en derecho de familia. Entre las cuestiones más importantes dentro de este ámbito del derecho, abordamos separaciones, divorcios y trámites relacionados con pensiones de alimentos y herencias.

La separación es un término empleado por muchas personas para referirse a un divorcio, pero, en derecho, no son lo mismo. En la separación existe una distancia física entre los cónyuges, pero en la que aún no ha intervenido un juez. Por su parte, en el divorcio, el vínculo matrimonial se extingue definitivamente.

En un divorcio, que puede llevarse a cabo de mutuo acuerdo o por un medio contencioso, debe existir una sentencia judicial en la que se especifiquen asuntos tan relevantes tanto para la pareja como para los hijos (si los hay) como la pensión alimenticia, la patria potestad de los menores o el uso de la vivienda familiar.

En función de si la pareja se casó a bienes gananciales o separados, la situación será diferente. Además, la custodia de los hijos también marcará la pensión de alimentos y el uso de la vivienda. Por ejemplo, si la custodia es compartida, la casa familiar se usará para que vivan los menores en compañía de cada uno de los cónyuges cuando les toque. Cuando la custodia es para uno de los dos progenitores, será este el que deba residir en el domicilio familiar, junto a los niños. Además, en este supuesto, el cónyuge que no tenga la custodia deberá abonar al que sí tenga a su cargo a los hijos una pensión en concepto de manutención.

Por último, hablamos de las herencias. A veces, este puede ser un asunto espinoso. Por un lado, está la parte legítima, que es la que le corresponde a los hijos (descendientes) o padres (ascendientes) de la persona fallecida. La parte restante, llamada "de mejora", puede también recaer en los anteriores o en otra persona, si existe un testamento y se ha especificado que esa parte de la herencia sea para otro sujeto. Por otro lado, hay que tener en cuenta los impuestos que han de pagarse al aceptar y recibir una herencia: el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y la Plusvalía Municipal. En cada CCAA, estos son diferentes, llegando a suponer en muchos lugares un desembolso importante de dinero. Puede que sean superiores a la herencia. Por tanto, habría que analizar previamente el activo y el pasivo y dilucidar si habrá beneficios o, por el contrario, se producirá una pérdida por la que no merece la pena aceptar dicha herencia.

Si te encuentras en alguna de las anteriores situaciones y no sabes a quién acudir, en Odesa Abogados, abogados divorcio Córdoba, te asesoramos.