PAREJAS DE HECHO

Para aquellas parejas que tienen un proyecto de vida en común pero no desean contraer matrimonio, existe la figura de la pareja o unión de hecho que les permite regular sus relaciones.

Esta institución atribuye una serie de derechos y obligaciones a las parejas que se deciden por ella. Su regulación no es uniforme para todo el territorio español, adoptando cada comunidad autónoma su propia normativa. Se puede contraer entre personas de nacionalidad española y/o extranjera, si bien los trámites pueden variar según el supuesto.

 

 

Es importante destacar que nuestro ordenamiento jurídico otorga la misma protección y derechos a los hijos con independencia del estado civil de sus progenitores, teniendo los mismos derechos y deberes los nacidos dentro de una unión de hecho como de un matrimonio o padres solteros. Respecto de los hijos comunes menores, incapaces o dependientes, en caso de separación o extinción de la unión de hecho, las medidas a adoptar serán las mismas que en los casos de separación o divorcio (patria potestad, guarda y custodia, pensión de alimentos y uso de la vivienda).

Las parejas de hecho carecen de régimen económico, pero si las partes lo desean pueden inscribir en el registro mediante documento público la regulación de sus relaciones económicas.

En cuanto a otros aspectos económicos como la pensión de viudedad, es importante conocer que el derecho no surge de forma automática como en el caso de los matrimonios, sino que deberemos acreditar fehacientemente una convivencia previa de cinco años y  la inscripción de dos años como pareja de hecho previos al fallecimiento de uno de los miembros.

Sobre la sucesión sin testamento, la normativa andaluza no reconoce derechos sucesorios a las uniones de hecho por lo que es conveniente otorgar testamento para evitar futuros problemas que dejen en una situación de vulnerabilidad a nuestra pareja.

error: Content is protected !!